¡¡Abierto periodo de inscripción!!
¡¡Abierto periodo de inscripción!!

CPEIP Foro Romano

IES MIGUEL SERVET JORNADA DE PUERTAS ABIERTAS (vie, 12 ene 2018)
>> Leer más

RECAUDACIÓN MERCADILLO SOLIDARIO (jue, 11 ene 2018)
>> Leer más

REUNIÓN INFORMATIVA IES VIRGEN DEL PILAR (jue, 11 ene 2018)
>> Leer más



Síguenos por mail

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Delivered by FeedBurner

Entre pasillos

Naranja: El color contra el bullying en nuestro centro

El término bullying nace en Estados Unidos y  define el acoso que puede sufrir  una persona. Normalmente se refiere a un joven en la escuela. Éste se produce a través del maltrato con palabras ofensivas, a veces físico,  de forma reiterada y por mucho tiempo. Normalmente es un compañero de la misma clase o de la misma escuela.

 

El peto naranja es una iniciativa que surge de la Comisión de Convivencia del Consejo Escolar, en nuestro centro, basada en las charlas de buenas prácticas ofrecidas por la Asociación Fony cuyos fundadores a su vez son padres del colegio.

 

Está fundamentada en la prevención del acoso escolar y posibles conflictos en un periodo de tiempo y lugar del centro educativo como es el recreo, en las instalaciones exteriores, más vulnerable para producirse.

 

 

¿Quiere decir esto que nuestro centro tiene alta incidencia de acoso escolar? Todo lo contrario. Sin duda en un centro con el número de alumnos como el nuestro existen casos en que algunos creen poder conseguir cierto beneficio sometiendo a un compañero,  aprovechando el silencio o complicidad de otros. Sin embargo la iniciativa surge en nuestro centro como medida preventiva al entender que la manera de evitarlo es involucrar a los propios alumnos.

 

 

La iniciativa consiste en convertir a los propios niños en agentes activos de cambio en su centro, dándoles pautas para escuchar a sus compañeros y desencadenar así una espiral de formación en convivencia que llegue a todo el centro.  La idea se fundamenta en que los problemas se traten entre iguales y se involucren en la problemática para poder interactuar y empatizar con las posibles víctimas al ser los alumnos los protagonistas de la actividad.

 

 

Supervisado por el profesorado y dirección del centro, esta actividad comenzó el pasado curso  en 5º de primaria y continua este año de la misma forma con la idea de poderse extender a otros cursos. 2 petos naranjas por clase de manera rotativa, se convierten en personas de referencia durante los recreos a los que acuden el resto de alumnos cuando detectan o se encuentran en un problema. Ellos fundamentalmente anotan los posibles conflictos, que se exponen los viernes con el Jefe de Estudios de mediador. Es, en estas sesiones semanales, donde se busca generar espacios de escucha mutua, reflexión y búsqueda de soluciones de manera pública donde, a parte de los implicados, todo aquel que quiera puede participar.

 

 

Tras la experiencia nos ha dado este curso pasado y la pregunta a algunos de nuestros chicos de peto naranja si creen que ha servido de algo, la respuesta ha sido: “por supuesto que si”. Muchos conflictos se resuelven antes de que se conviertan en problemas mayores sobre todo entre los más pequeños y ellos sienten que realmente hacen algo útil por sus compañeros.

 

 

Conscientes de que se va por el buen camino, el recreo no es el único punto donde se generan conflictos y esta iniciativa debe servir para que en el centro se generen muchas más, si puede ser promovidas por los propios alumnos que rompan fundamentalmente con el aislamiento como caldo de cultivo del acoso escolar, donde se involucren además profesores y familia.